Ed Lee, el alcalde interino de San Francisco, tenía una fuerte ventaja en los resultados parciales de la elección realizada el martes para nombrar al burgomaestre de la ciudad, superando a otros 15 candidatos entre ellos a dos hispanos.

Lee podría convertirse en el primer alcalde de origen asiático en caso de ganar, superando a dos hispanos que tenían amplias posibilidades.

Sin embargo, podrían pasar días antes de que se conozcan los resultados porque la ciudad utiliza un complicado sistema en el cual los electores califican a sus tres principales candidatos.

Lee, administrador municipal designado en enero alcalde interino cuando el entonces ocupante del cargo Gavin Newsom pasó a ser vicegobernador, encabezaba los sondeos de opinión. Empero, debe obtener el 50% de los votos más uno para ocupar la alcaldía. De no lograrlo, el sistema de elección ponderada determinaría el ganador.

Dennis Herrera, que pasó a ser el primer procurador municipal hispano de San Francisco en el 2001, iba segundo tras Lee en los sondeos de opinión y sería el primer alcalde hispano. Herrera se opuso a la Propuesta 8, que prohibió en Caifornia los matrimonios homosexuales.

El trabajador social y activista John Avalos, de origen mexicano, también se había perfilado como serio contrincante para la alcaldía.

"Todas las piezas que hace de esta una lista fascinante tienen que ver con los candidatos y cómo compiten en esta ciudad tan diversa y activista", dijo el profesor de ciencias políticas Corey Cook, de la Universidad de San Francisco. "Es un caso notable de selección".

Según Cook, los aspirantes a la alcaldía están muy calificados y gozan de gran experiencia.

"Tuvimos antes elecciones municipales con gran número de candidatos, pero no este calibre de candidatos", agregó.

Hay casi 468.000 votantes habilitados para los comicios del martes, que tendrá que encasillar a los aspirantes como primero, segundo y tercero.