El ministro de Exteriores de Dinamarca, Villy Soevndal, ha advertido contra una división de la Unión Europea por la posible creación de estructuras paralelas en los países de la zona euro.

El jefe de la diplomacia danesa considera además que se debe verificar si es realmente necesario realizar cambios en los tratados de la UE para imponer una estricta disciplina presupuestaria en declaraciones que publica hoy el rotativo "Der Tagesspiegel".

A su juicio, la cooperación de la totalidad de los 27 estados miembros de la Unión "debe continuar teniendo una importancia central para la comunidad", por lo que es necesario evitar exclusiones.

"Comprendemos que existen cuestiones que deben ser aclaradas entre los 17 países de la zona euro, pero ello no debe conducir a que se forme una estructura paralela en el seno de la Unión Europea", subraya Soevndal.

Aunque reconoce que son necesarias reformas para imponer una estricta disciplina presupuestaria en el seno de la UE, subraya que eso no puede conducir a problemas constitucionales en los distintos países miembros.

"No puede suceder que uno, dos o tres países convoquen referendos sobre las reformas que se desea realizar y que acaben bloqueando la totalidad del proceso", advierte el jefe de la diplomacia de Dinamarca, país que en enero asume la presidencia de turno de la Unión y no pertenece a la zona euro. EFE