Alemania ha amenazado a Irán con nuevas sanciones internacionales si el inminente informe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) revela que el régimen de Teherán persigue el rearme nuclear.

"En el caso de que la situación registre una escalada, de que el informe confirme que Irán trabaja de nuevo en ese programa, prepararemos en Europa una nueva ronda de sanciones", advirtió hoy el ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, en declaraciones a la cadena pública de televisión ZDF.

El jefe de la diplomacia alemana ha advertido también, sin embargo, a Israel de la posibilidad de realizar un ataque militar preventivo contra Irán con el fin de destruir sus instalaciones atómicas.

"Advierto contra la idea de plantear opciones militares" y de alimentar debates peligrosos para la región que "no hacen sino reforzar en vez de debilitar a las autoridades iraníes", señala Westerwelle en declaraciones que publica hoy el rotativo Hamburger Abendblatt.

En cuanto a las posibles nuevas sanciones contra Irán, el jefe de la diplomacia alemana no descarta que los europeos actúen por su cuenta si China y Rusia se oponen a esas medidas en el Consejo de Seguridad de la ONU.

"Es mejor (hacerlo) con los demás, mejor con la comunidad internacional, pero si no puede ser de otra manera, entonces solo con nuestros aliados", dijo finalmente el ministro alemán de Exteriores.