Un grupo de activistas que ocupaba una escuela pública en Santo Domingo en demanda de mejoras a la educación abandonó el plantel tras acordar con las autoridades restaurar las instalaciones, informaron el martes los manifestantes.

María del Mar Mella, vocera del grupo Lxs Libertarixs, expresó a The Associated Press que además de la remodelación de la escuela República de Argentina, en la zona colonial de Santo Domingo, también exigían al gobierno invertir el 4% del PIB en educación, como lo establece la ley.

El ministerio de Educación se comprometió a reparar la escuela, pero "la decisión de incrementar el presupuesto no está en sus manos, sino en el Congreso", recordó Mella.

El grupo de manifestantes salió la noche del lunes de la escuela, que aloja 1.300 alumnos, y estuvo tomada durante 24 horas.

El director de la escuela, Felipe Santiago, dijo que alrededor del 40% de las instalaciones, incluidas aulas y baños, están inservibles.

William Sifres, viceministro de Educación encargado de infraestructura, aseguró que una comisión comenzó a evaluar el estado de la escuela y trabajará en su rehabilitación.

El 60% de las 12.000 escuelas del país carece de agua potable, sólo 39% tiene biblioteca y 15% sala de computación, según un estudio de Naciones Unidas.

Más de 200 organizaciones civiles han realizado frecuentes manifestaciones desde finales de 2010 para exigir que el gobierno cumpla la ley que establece que el 4% del PIB se invierta en educación básica y secundaria, que hasta ahora ningún gobierno ha acatado.