Los precios de las acciones cerraron el lunes al alza en la Bolsa de Valores de Nueva York, ya que los inversionistas respondieron a los nuevos desarrollos en Europa para controlar su crisis de deuda.

Los indicadores bursátiles de Estados Unidos pasaron gran parte del día a la baja por el temor de que Italia fuera el siguiente país en problemas. En Bruselas, los ministros de Finanzas europeos trabajaban con funcionarios griegos para asegurarse de que el país reciba préstamos de emergencia.

El índice Dow Jones subió 85,15 unidades (0,7 para ubicarse en 12.068,39, mientras el Standard & Poor's 500 ganó 7,89 unidades (0,6%) para cerrar en 1.261,12, y el tecnológico Nasdaq avanzó 9,10 puntos (0,3%) para quedar en 2.695,25.

El Dow cerró muy cerca de su posición más alta del día y había bajado hasta 102 puntos poco después del mediodía. La semana pasada, el S&P tuvo su primera semana a la baja desde septiembre.

El número de acciones que registraron ganancias fue ligeramente mayor al de las emisoras con pérdidas en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen de transacciones fue menor al promedio con 3.400 millones de títulos.

Las tasas para créditos de Italia se dispararon el lunes a su mayor nivel desde que el país adoptó el euro. A diferencia de Grecia, Portugal o Irlanda, que recibieron préstamos de emergencia, Italia tiene demasiadas deudas y no podría ser rescatada por sus colegas del continente. El primer ministro Silvio Berlusconi ha rechazado pedidos de que renuncie para que asuma un gobierno con más autoridad para realizar ajustes.

Los temores sobre Italia afectaron al mercado a pesar del acuerdo en Grecia para la formación de un nuevo gobierno con poderes compartidos, con lo que podrá implementar una serie de medidas de austeridad a las que había accedido como condición para recibir fondos de ayuda. Ello generó alivio entre los inversionistas ya que reduce la posibilidad de que Grecia se declare en mora de pagos, lo que estremecería a los mercados y asestaría duras pérdidas para los bancos europeos.

El nerviosismo por los problemas de deuda de Europa aumentó el precio de activos considerados seguros. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años pasó de 2,04% a 2,01%. El rendimiento baja cuando su precio sube como reflejo de un incremento en la demanda. El oro subió 2%.

Todos los problemas de Grecia contrastaban con las incipientes buenas noticias de la economía estadounidense.

"Cada día es como un choque entre las noticias que salen de Europa y los positivos reportes de ganancias en Estados Unidos", declaró Karyn Cavanaugh, estratega de mercados para ING Investment Management. "Los problemas de Europa están opacando el hecho de que las ganancias corporativas están en vías de registrar su mejor año de su historia".

Las acciones de la empresa de biotecnología Amgen Inc. subieron 5,9% a 58,43 dólares la acción, el mejor desempeño del S&P 500, luego que la empresa anunció que adquiriría unos 5.000 millones de dólares de sus propias acciones. Las acciones de la empresa de televisión por satélite Dish Network Corp. subieron 5% a 24,66 dólares la acción tras anunciar dividendos de 2 dólares por acción y un aumento de 30% en el ingreso neto. Las acciones de la empresa de ferretería y artículos domésticos Home Depot Inc. subieron 2,6% tras recibir una buena calificación de analistas.

En Asia las acciones cayeron. El índice japonés Nikkei 225 cayó 0,4% para cerrar en 8.767,09 puntos. El Kospi surcoreano perdió 0,5% a 1.919,10 unidades. En Hong Kong, el Hang Seng cayó 0,8% a 19.677,89 puntos. En China continental el índice compuesto Shanghai perdió 0,7% a 2.509,80 unidades y el de Shenzhen cayó 0,6% a 1.065,31.