La Oficina Internacional de Derechos Humanos-Acción Colombia (Oidhaco), plataforma que aglutina a una treintena de ONG, instó hoy a la Unión Europea (UE) a mostrar públicamente su apoyo a las víctimas del conflicto en Colombia que se ven "obligadas" a recurrir a la justicia internacional.

La organización solicitó a la UE a través de un comunicado que, "teniendo en cuenta las buenas relaciones que mantiene con Colombia, arrope a las víctimas colombianas y a sus defensores".

"Oidhaco le recuerda al presidente colombiano (Juan Manuel Santos) que las víctimas y sus defensores recurren a la justicia internacional dado al grado inaceptable de impunidad que en Colombia llega al 98 %", señaló el portavoz de la organización, Vincent Vallies.

"Si Colombia investigara, juzgara y llevara a la cárcel a los responsables de crímenes de lesa humanidad, las víctimas no necesitarían de la justicia internacional", concluyó.

Oidhaco puso el caso de la masacre de Mapiripán de 1997, por la que el Estado colombiano fue condenado, como ejemplo de que "la impunidad en Colombia obliga a las víctimas a recurrir a la justicia internacional".

La Fiscalía de Colombia anunció hace dos semanas la apertura de una investigación para establecer responsabilidades en un caso de "falsas víctimas" de una matanza de paramilitares cometida en 1997, y admitió que el número de fallecidos fue menor del declarado.

En los últimos días, una testigo del caso, Mariela Contreras, se retractó de la declaración que hizo en 2002 ante los tribunales colombianos y más tarde ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH).

Contreras dijo que su esposo no fue asesinado y que uno de sus hijos, que se dio por muerto, apareció en 2008.

"La responsabilidad de investigar es del Estado colombiano no de las organizaciones de defensa de los derechos humanos", destacó Oidhaco.

Asimismo, la organización recalcó que este caso "no debe emplearse para buscar deslegitimar a las organizaciones de defensa de las víctimas ni como distracción frente a la grave situación de derechos humanos que vive Colombia".