Estallaron enfrentamientos el lunes en la sede del partido opositor de Liberia y por lo menos una persona murió, marcando un preámbulo sombrío para la segunda ronda de los comicios presidenciales en Liberia que se celebra el martes.

El ambiente en Monrovia ha sido tenso desde que el dirigente del partido opositor Congreso para el Cambio Democrático, Winston Tubman, pidió boicotear los comicios. Los observadores internacionales han rechazado las denuncias de Tubman de que el proceso electoral favorece a la titular y los analistas sostienen que él se retiró porque sabe que su partido perderá.

En la sede de la oposición reinaba el caos: El cadáver de un hombre de unos 20 años yacía en un charco de sangre. Cerca, otras cuatro personas gritaban de dolor, al parecer heridos de bala. Miles de personas más gritaban.

Tubman y su compañero de fórmula, el ex futbolista George Weah, intentaron calmar a sus seguidores. No quedó en claro la causa de la violencia, pero al parecer la situación estalló cuando las fuerzas de seguridad dispararon contra los manifestantes, reunidos para conseguir respaldo al boicot.

Por lo menos 100 miembros de las fuerzas liberianas de seguridad y Naciones Unidas establecieron puestos de control y un perímetro de seguridad en el barrio. Los cascos azules emplazaron tanques en el área, asistidos por helicópteros. Los soldados continuaron lanzando gases lacrimógenos a la turba dentro del edificio CCD.

Tubman iba rezagado frente a la titular Ellen Johnson Sirleaf por más de 10 puntos porcentuales en la primera ronda de octubre, con el 30% del poto popular frente a más del 40% de Sirleaf, una economista graduada de Harvard y titular del Premio Nobel de la Paz.

___

Callimachi escribió desde Dakar, Senegal. La fotógrafa de The Associated Press Rebecca Blackwell contribuyó a este despacho.