Ocho reos murieron el lunes en Puerto Rico cuando el autobús que los transportaba desde los tribunales a la cárcel fue arrastrado por el desbordamiento de un arroyo en el norte de la isla, informaron las autoridades.

El secretario del Departamento de Corrección y Rehabilitación, Jesús González Cruz, explicó en un comunicado que en el autobús viajaban 10 reos y dos oficiales, uno de los cuales conducía el vehículo.

Detalló que los custodios rescataron con vida a dos de los reclusos, mientras los restantes ocho no lograron sobrevivir.

El autobús transportaba a los reos desde los tribunales a la cárcel de Sabana Hoyos, en Arecibo, unos 60 kilómetros al oeste de San Juan.

La policía de Sabana Hoyos detalló que sólo se habían recuperado cinco cadáveres y aún estaban en busca de los otros tres.