Una niña colombiana que estuvo secuestrada durante 18 días por desconocidos visitará, en diciembre venidero, al papa Benedicto XVI, informaron hoy fuentes diplomáticas del país andino.

De acuerdo con el embajador de Colombia ante la Santa Sede, César Mauricio Velásquez, Nohora Valentina y sus padres, Jorge Enrique Muñoz y Pilar Gutiérrez, estarán en el Vaticano el próximo 12 de diciembre.

"El Santo Padre siempre estuvo muy pendiente del secuestro de Nohora Valentina y oró por su liberación; ahora está complacido de saber de su visita a la Santa Sede", dijo Velásquez, quien visitó a la familia.

Tras 18 días de secuestro, la pequeña fue entregada al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), con lo que se puso fin a ese sonado episodio.

La menor, de 10 años e hija del alcalde de Fortul, una localidad del departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela, fue secuestrada el 29 de septiembre a las puertas del colegio público de esa localidad junto a su madre, pero ésta fue liberada después.

A la fecha no se sabe a ciencia cierta quienes fueron los secuestradores de la menor, pues las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) negaron su autoría pese a que las autoridades colombianas las responsabilizaron.

La otra guerrilla del país, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que también tiene presencia en Arauca, culpó a las FARC del hecho. EFE