La actriz Lindsay Lohan ha vuelto a prisión para cumplir una condena de 30 días por violar su libertad condicional, aunque podría abandonar el centro antes de tiempo debido al hacinamiento de la cárcel, recoge hoy la prensa estadounidense.

La actriz, de 25 años, ingresó el domingo por la noche en el centro Century Regional Detention Facility, en California, según informó en exclusiva el portal especializado en famosos TMZ.

La juez Stephanie Sautner de la Corte Superior del condado de Los Ángeles (EEUU) sentenció el pasado miércoles a Lohan a una pena de 30 días de cárcel por violar reiteradas veces los términos de su libertad condicional.

La actriz tenía hasta el miércoles 9 de noviembre para cumplir con la sentencia. No obstante, podría abandonar el centro este misma semana debido a la superpoblación del centro penitenciario, indica el New York Post.

Durante la vista, Lohan admitió que se saltó la libertad condicional al no acudir a unas sesiones de terapia y ser expulsada de un centro de mujeres de Los Ángeles donde tenía que acudir a realizar trabajo social.

Además de su paso por la cárcel, Lohan tendrá que trabajar doce días al mes en el depósito de cadáveres y asistir a cuatro sesiones de terapia mensuales hasta el 29 de marzo.

Si se salta el mandato judicial irá a prisión por 270 días.

Según indica el diario Huffington Post esta es la quinta sentencia que recibe la actriz desde que fue arrestada dos veces en 2007 por conducir ebria, un caso que se fue complicando debido a sucesivos desplantes de la Lohan, que no cumplió con las órdenes judiciales.

El pasado enero, cuando aún estaba en libertad condicional por el delito anterior, volvió a los tribunales acusada de apropiarse de forma indebida de un collar en una joyería en Los Ángeles.

La jueza Sautner la condenó entonces a 120 días de cárcel y a realizar 480 horas de servicios a la comunidad, una pena que fue conmutada por 35 días de arresto domiciliario debido a la falta de espacio en las cárceles del Estado y a que los delitos de la actriz eran de carácter menor.

Desde junio Lohan quedó nuevamente en libertad condicional y tenía pendiente de completar sus horas de trabajo social para terminar con sus conflictos legales.