Un juez bloqueó el lunes la orden del gobierno que imponía que los fabricantes de cigarrillos coloquen imágenes explícitas de fumadores muertos y enfermos en sus paquetes de venta al público.

El juez federal Richard Leon dictaminó que es probable que los fabricantes de cigarrillos ganen un juicio para bloquear la nueva medida. El magistrado suspendió la orden hasta que el juicio sea resuelto, lo cual tomará varios años.

Un caso similar entablado por las empresas tabaqueras contra la colocación de etiquetas está pendiente en la Corte de Apelaciones de Cincinnati, Ohio. El juez Joseph McKinley suspendió gran parte de las restricciones de publicidad de la ley en enero del 2010.

El tribunal de apelaciones oyó los alegatos del caso en julio, pero se prevé que el fallo demore por varios meses.

El juez Leon señaló que hallaba que las nueve imágenes contenidas en las etiquetas aprobadas por la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) se extralimitan en comunicar los hechos sobre los riesgos de salud al fumar o bordean en el activismo, una distinción crítica en un caso sobre la libertad de expresión.

La envoltura del paquete hubiera incluido imágenes de color con un hombre que exhala el humo del cigarrillo a través de un hoyo de una traqueotomía, un par de pulmones sanos junto a los de un fumador muerto o un hombre respirando con un tanque de oxígeno, entre otras imágenes explícitas.

"Es ampliamente claro que la exposición de esas imágenes provocarán una respuesta emotiva que tiene como fin hacer que la persona que vea eso deje de fumar", escribió León en una opinión de 29 páginas.

Matthew Myers, presidente de la Campaña para librar a los niños del tabaco instó al gobierno del presidente Barack Obama a que apele al fallo.

___

El periodista de AP Michael Felberbaum en Richmond, Virginia, contribuyó a esta información.