El gobernador de Alabama Robert Bentley dijo el lunes que la polémica ley de inmigración del estado es demasiado complicada y que quiere que la Legislatura la simplifique.

Bentley le dijo a la Alianza Empresarial de Birmingham que está hablando con grupos de empresarios y agencias del orden sobre qué cambios quisieran que realizase la Legislatura.

Señaló que es prematuro decir qué va a recomendar a la Legislatura para el período de sesiones que comienza el 7 de febrero. Pero afirmó que la esencia de la ley que prohíbe la contratación de trabajadores sin permiso legal para residir en el país no va a ser cambiada. El presidente de la asociación empresarial, Brian Hilson, dijo que está de acuerdo en que la ley necesita algunos cambios.