Cecilia Matos, quien fue compañera sentimental del expresidente venezolano Carlos Andrés Pérez, fue enterrada hoy en un cementerio de Miami (Florida), donde residió con aquel durante más de una década.

A la ceremonia, celebrada en la capilla del cementerio de Our Lady of Mercy (Nuestra Señora de la Merced), acudieron numerosos familiares y amigos de Matos, quien murió en Colombia el pasado 31 de octubre por "un síndrome de disfunción orgánica", según la clínica de Bogotá en la que fue atendida.

El cuerpo sin vida de la compañera sentimental de Carlos Andrés Pérez (también ya fallecido) fue trasladado la semana pasada desde Bogotá hasta Miami, donde Matos, de 66 años, tenía su residencial habitual.

El sepelio tuvo lugar en la capilla del citado cementerio con la presencia de las hijas de ambos, Cecilia Victoria y María Francia Pérez Matos, quienes estaban visiblemente afectadas por la muerte de su madre.

Matos falleció en Bogotá por "problemas renales y respiratorios", según indicó a Efe ese mismo día la propia Cecilia Victoria.

Cecilia Beatriz Matos Morero ingresó a la Fundación Santa Fe de Bogotá el día 28 de octubre del año en curso por complicaciones relacionadas con una enfermedad crónica que la llevaron a un "síndrome de disfunción orgánica múltiple", señaló ese centro sanitario en un comunicado.

La fundación médica añadió en su momento que "a pesar de los esfuerzos por revertir esta condición severa", Matos falleció en la Unidad de Cuidado Médico la madrugada del 31 de octubre del presente año.

La muerte de Cecilia Matos se produjo tan sólo 25 días después de que el dos veces presidente de Venezuela (1974-1979 y 1989-1993) fuera enterrado en su país.

Desde que Pérez murió el 25 de diciembre de 2010 la familia de su exmujer, Blanca Rodríguez, residente en Venezuela, y la de su compañera sentimental, Cecilia Matos, en Miami, mantuvieron una larga batalla legal sobre el lugar donde el expresidente debía ser enterrado.

Matos sostenía que Pérez deseaba volver a Venezuela sólo cuando ya no estuviera en el poder el actual presidente, Hugo Chávez.

"Lo único que queremos es que tenga una digna sepultura y pueda por fin descansar en paz", señaló la propia Matos durante una entrevista con Efe el pasado enero.

Tras casi nueve meses de discrepancias, ambas familias llegaron a un acuerdo y decidieron que el cuerpo del expresidente fuera enterrado en Venezuela.