Una nueva encuesta entre el pueblo estadounidense muestra que ni Wall Street ni el movimiento Ocupemos Wall Street suscitan impresiones favorables fuertes.

En la encuesta, sin embargo, a los manifestantes les va mejor que a las corporaciones acaudaladas que son objetivo de sus protestas.

El sondeo fue realizado por la Universidad de Massachusetts en Lowell y el diario Boston Herald entre 1.005 adultos.

Un 35% dijeron que tenían una impresión favorable sobre el movimiento que inició en la ciudad de Nueva York y ganó apoyo mundial. Sólo 16% dijeron lo mismo por Wall Street y las corporaciones grandes.

Un 29% tuvieron una impresión favorable sobre el movimiento conservador Tea Party y 21% sobre el gobierno federal.

El grupo encuestado se seleccionó al azar y el sondeo se realizó por internet del 28 de octubre al 1 de noviembre. Tuvo un margen de error de más/menos 3,8 puntos porcentuales.

El mes pasado, un sondeo de The Associated Press-GfK mostró que un 37% de los entrevistados apoyaba a los manifestantes que protestan contra la avaricia de Wall Street. Un 51% dijeron que estaban furiosos por la política en Estados Unidos, por encima del 49% en enero.