El vicecanciller y titular alemán de Economía, Philipp Rösler, ha advertido de que sin reformas reales y efectivas Grecia se verá obligada a abandonar el espacio del euro, aunque desea que esto no llegue a suceder.

"No debe haber por ello retrasos en el proceso de reformas. Los griegos tienen la elección: reformas en el espacio del euro o ninguna reforma y abandonarlo. No hay tercera vía", declara Rösler en la edición de hoy del rotativo Bild.

Preguntado sobre si los griegos son desagradecidos, el también presidente del Partido Liberal (FDP) comenta que "el Gobierno griego debe entender que nuestra paciencia tiene un límite".

En cuanto a la posibilidad de celebrar en Alemania referendos sobre nuevas ayudas a Grecia, Rösler señala que podrían celebrarse consultas populares cuando se trate por ejemplo de ceder mayores competencias a la UE.

"Referendos sobre cuestiones financieras no están permitidos legalmente. Ese tipo de votaciones podrían ser mal utilizadas de manera populista", comenta el titular alemán de Economía.

Pese a la crítica situación de Grecia, Rösler considera que no hay peligro de contagio a otros países como Italia, España o Portugal y rechaza que el euro corra peligro de desintegrarse.

"Todos los países citados han iniciado programas de ahorro que comienzan a dar sus frutos. Ese curso debe continuarse. Además hay que endurecer claramente las sanciones para quienes violen el Pacto de Estabilidad", agrega.

"Si se consigue, el euro saldrá incluso reforzado de la crisis", afirma el vicecanciller alemán, quien se muestra convencido de que, aunque el crecimiento de Alemania previsto para 2012 solo será del 1 %, "el número de empleos sigue aumentando y en 2012 habrá tanta gente con empleo en Alemania como nunca hasta ahora".