Casi la mitad de los empleadores de Colorado a los que se efectuaron auditorías no están cumpliendo con una ley estatal que les exige verificar la situación legal de los trabajadores recién contratados, concluyó un informe.

Un análisis de la oficina del auditor de Colorado difundido el lunes indica que el 48% de 404 empleadores a los que la División de Trabajo estatal sometió a auditoría en el 2010 no cumplieron con esa ley estatal.

Los auditores estatales pusieron énfasis en que el incumplimiento de la ley no significa necesariamente que un empleador haya contratado a una persona en situación migratoria ilegal. La auditoría agregó que la falta de conocimiento de la ley es un impedimento importante a su acatamiento.

La ley del 2006 requiere que los empleadores tengan documentación que demuestre que han revisado la situación legal del trabajador y que mantengan copias de los formularios de autorización de empleo e identificación de aquél. Además, les exige tener el formulario federal I-9 para documentar que los trabajadores están autorizados a trabajar en Estados Unidos.