El receptor novato Torrey Smith capturó pase de 26 yardas de su mariscal de campo Joe Flacco cuando restaban ocho segundos para el final del tiempo reglamentario, y llevó a los Baltimore Ravens a una victoria por 23-20 sobre los Pittsburgh Steelers.

Con su triunfo, en el último partido de la jornada dominical de la novena semana de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), los Ravens (6-2) detuvieron una racha triunfal de los Steelers (6-3), que habían conseguido cuatro victorias consecutivas.

El corredor Ray Rice avanzó cuatro yardas para anotación y el pateador Billy Cundiff anotó tres de cuatro goles de campo en la primera mitad del partido para los Ravens, que siempre estuvieron en control del partido y del marcador.

Rice consiguió 15 acarreos para 37 yardas y Flacco completó 28 de 47 pases para 314 yardas con un envío pase de "touchdown".

Mientras que Cundiff estuvo productivo al conseguir goles de campo de 18, 43 y 51 yardas, respectivamente, aunque falló un intento de 40 yardas, que hubiese hecho más cómoda la victoria de los Ravens y no tener dramatismo y suspense hasta el último segundo del tiempo reglamentario.

Los Steelers perdieron con su mariscal de campo estelar, Ben Roethlisberger, que completó 14 de 26 envíos para 365 yardas con un pase de touchdown y una interceptación del defensivo Terrell Suggs, en la primera jugada de la segunda mitad del partido.

La victoria de los Ravens (6-2), que han ganado la serie por 2-0 esta temporada a los Steelers, unido al triunfo de los Bengals de Cincinnati por 24-17 frente a los Titans de Tennessee, dejó a los tres equipos empatados en el primer lugar de la División Norte de la Conferencia Americana (AFC).