Tras varias inoportunas lesiones y algunos meses de incertidumbre, el centrocampista turco-alemán del Real Madrid Nuri Sahin debutó en Liga con el equipo blanco en el encuentro ante Osasuna cuando José Mourinho, a 25 minutos del final de partido, le dio entrada por Sami Khedira.

En el minuto diez de la segunda parte y con el partido ya sentenciado el entrenador portugués mandó calentar a Sahin, que fue recibido con una gran ovación por parte de los aficionados madridistas.

A 25 minutos de la conclusión del choque y con el Real Madrid goleando por seis goles a uno, Mourinho hizo un doble cambio y dio entrada a Sahin y al exjugador del Espanyol José Callejón por Khedira y Mesut Ozil.

El jugador turco se dejó ver sobre el césped, ya que participó activamente en la creación de juego de su equipo e incluso se atrevió con el lanzamiento de una falta directa, que pasó rozando el palo izquierdo de Andrés Fernández, guardameta 'rojillo'.

Sahin, declarado mejor jugador de la última temporada en la Bundesliga, es uno de los cinco fichajes que ha realizado el equipo blanco esta temporada. El exjugador del Borussia Dortmund, vigente campeón alemán, fichó por el Real Madrid en verano de 2011 por diez millones de euros, pero aún no había podido debutar con el equipo blanco debido a un cúmulo de lesiones.

No jugaba desde abril y demostró que aún le falta ritmo de competición. Mucho se espera del nuevo '5' blanco, el dorsal que exhibió de blanco el francés Zinedine Zidane.

Si a Sahin le respetan las lesiones, puede formar una pareja muy creativa en la medular blanca junto al tolosarra Xabi Alonso. En su estreno Mourinho apostó por la pareja más creativa que tiene en su plantilla. No siempre será así por su apuesta por una figura defensiva como Lass Diarra o Sami Khedira.

Fue el primer capítulo de Sahin en el Real Madrid. Se espera una larga saga en un Bernabéu esperanzado con un futbolista de altos vuelos.

Jorge Peris