El receptor de los New England Patriots, Wes Welker, está en la lista de los jugadores cuestionables para el partido del domingo contra los New York Giants, una revancha del Super Bowl XLII.

Welker ha entrenado de forma limitada desde hace dos días, después de que el martes no participara en las prácticas.

Pero Welker no ha mostrado señales de lesión tras el partido contra los Pittsburgh Steelers, en la octava jornada de la competición.

Hasta ahora Welker lidera la NFL con 57 recepciones para 824 yardas y seis anotaciones.