El escritor peruano-español Mario Vargas Llosa votará en las próximas elecciones legislativas españolas por el partido Unión Progreso y Democracia (UPyD) de Rosa Díez, debido a su solvencia moral, tendencia liberal y su apoyo a la oposición en Cuba, según anunció en un artículo publicado hoy en un diario peruano y otro español.

La columna Piedra de Toque escrita por el premio Nobel de Literatura del 2010 en el diario La República, y que también publica el diario español El País, está dedicada hoy a las elecciones presidenciales del próximo 20 de noviembre en España.

Vargas Llosa afirmó que "el gobierno español va a ser sancionado en las elecciones del 20 de noviembre por este fracaso (en la economía) y es natural que así lo sea", tras recordar la "tragedia" que significa tener cinco millones de desempleados.

El novelista se "alegró" de las encuestas que señalan que el Partido Popular, liderado por el candidato Mariano Rajoy, vaya a volver al poder con mayoría absoluta.

Sin embargo, explicó que no votará por el Partido Popular, a pesar de que cuenta "con el mejor equipo de economistas y las ideas más claras para enfrentar el difícil y sacrificado reto que será llevar a cabo las reformas radicales necesarias", porque tiene "una desconfianza instintiva a las mayorías absolutas".

Vargas Llosa destacó que UPyD sería el "aliado ideal" de un probable gobierno del PP y destacó que desde su nacimiento ha sido una organización política que ha combatido el nacionalismo con resolución y sin complejos.

Además, "es el único partido en estas elecciones que ha incorporado a su plan de gobierno una cláusula comprometiéndose a apoyar a la oposición democrática que lucha por liberar a Cuba de cincuenta y dos años de dictadura", apuntó.

El escritor agregó que el partido de Díez "es lo que más se le parece" a un partido liberal en el ámbito español por sus "convicciones democráticas, en sus posturas tolerantes, en la diversidad que admite y fomenta entre sus afiliados".

Asimismo, destacó que "su mejor credencial" es Rosa Díez, "a quien los españoles suelen dar los mejores calificativos entre los líderes políticos".

"Esta mujer menudita y de ojos efervescentes tiene convicciones muy firmes y ha demostrado a lo largo de su vida pública, como un puñado de políticos vascos democráticos, un coraje a prueba de terroristas y fanáticos que despierta mi admiración", señaló.

Vargas Llosa afirmó que el empeño de Díez "es devolver a la política la solvencia moral y la confianza que depositan en ella los ciudadanos de una democracia que ven en la acción política el instrumento más eficaz y menos violento para mejorar el nivel de vida de la gente".

Finalmente, comentó que las consignas "anacrónicas" adoptadas últimamente por el movimiento de los indignados, como la estatización y la sustitución de la legalidad parlamentaria por la de la calle, "sólo puede conducir al deterioro y desplome" de la democracia.