Un terremoto de 5.6 grados de magnitud en la escala abierta de Richter sacudió el sábado la ciudad estadounidense de Oklahoma, informó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, siglas en inglés).

A través de su página web el USGS precisa que el seísmo tuvo lugar hacia las 10.53 hora local y que el epicentro estaba situado a 70,81 kilómetros este-noreste de Oklahoma, capital del estado del mismo nombre, en el centro-sur de Estados Unidos.

En su primera información el USGS había elevado a 5.2 la magnitud del terremoto del que no se tiene constancia que haya causado heridos ni daños materiales serios.