La República Checa logró hoy su primer título de la Copa Federación del derrotar a Rusia por 3-2 en una final que tuvo como heroína a Petra Kvitova, que ganó sus dos partidos individuales.

Con todo, el partido que dio la victoria a las checas fue el de dobles, en el que la pareja formada por Hradecka y la veterana en mil batallas Peschke, de 36 años, ganó por 6-4 y 6-2.

El legendario capitán del equipo ruso, Shamil Tarpischev, optó para el último partido por un doble inédito formado por Vesnina y Kirilenko, que no tuvo ninguna opción ante las centroeuropeas en el pabellón Olympiski de Moscú.

Antes, Kvitova había dado el segundo punto a su equipo al derrotar en un gran partido a la líder rusa Svetlana Kuznetsova (4-6, 6-2 y 6-3).

Después, la rusa Pavlychenkova puso el empate en el marcador de la final al derrotar con facilidad a la checa Safarova (6-2 y 6-4).

La antigua Checoslovaquia había ganado en cinco ocasiones la Copa Federación, pero las checas no habían probado nunca las mieles del triunfo en este torneo, mientras que Rusia tiene cuatro títulos en su haber (2004, 2005, 2007 y 2008).