David Beckham colocó el sombrero conmemorativo del campeonato de la Conferencia Oeste obtenido por el Galaxy de Los Angeles a sus tres hijos mientras se dirigían al vestuario.

A Beckham no le interesa festejar su mejor temporada en la MLS a menos de que el Galaxy pueda obtener otra victoria y alzar otro trofeo dentro de dos semanas.

Mike Magee metió un gol a los 58 minutos a pase de Beckham, y Landon Donovan y Robbie Keane también anotaron para que el Galaxy venciera 3-1 al Real Salt Lake por el título de la Conferencia Oeste de la MLS y avanzara a la final de la liga.

Con jugadas espectaculares de su trío de superestrellas, Los Angeles avanzó para enfrentar al Dynamo de Houston por el título de la liga el 20 de noviembre en el Home Depot Center de Carson, California, donde el Galaxy no ha sufrido una sola derrota durante todo el año.

Beckham participará en una final de la MLS por primera vez en el último partido de su espectacular contrato por cinco temporadas con el Galaxy. Su espectacular pase cruzado permitió el tercer gol de Magee en la postemporada para Los Angeles, que avanzó a su séptima final de la MLS con tres victorias en los últimos ocho días.

"Cuando caminamos por el túnel para el segundo tiempo, escuchamos a algunos de sus jugadores decir que nosotros estábamos cansados, que estábamos acabados", dijo Beckham. "Creo que eso nos inspiró un poco".

El costarricense Alvaro Saborío anotó por el Salt Lake, que venció a Los Angeles en la final de la MLS del 2009.

Salt Lake falló dos oportunidades de oro para acercarse en el marcador. Robbie Russell lanzó un fuerte disparo al pecho del portero del Galaxy Josh Saunders a los 5 minutos, y un tiro del argentino Fabián Espíndola golpeó en el poste en el segundo tiempo luego del gol de Magee.

El Galaxy terminó con la mejor foja de la MLS en temporada regular por segundo año consecutivo, pero finalmente han agregado éxito de postemporada después de ser eliminados en los dos playoffs anteriores.

Previamente, Andre Hainault y el hondureño Carlo Costly anotaron en la segunda mitad para que Houston superara al Sporting de Kansas City por 2-0 en el partido por la supremacía de la Conferencia Este.