El ministro portavoz del Gobierno chileno, Hernán Chadwick, sostuvo hoy que "quienes conducen el movimiento estudiantil, que se extiende desde hace seis meses por una mejor educación pública, generan tremenda intransigencia entre los jóvenes".

"Hoy día el país lo comprueba, algo que el Gobierno ya lo tenía claro desde hace tiempo, que lamentablemente quienes conducen la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) han generado una tremenda intransigencia para poder avanzar hacia la solución de los problemas de la educación".

El ministro vocero sostuvo este domingo en declaraciones realizadas en el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo, que Chile quiere un acuerdo, "el país quiere soluciones concretas y el Gobierno va a cumplir con esa responsabilidad".

"Esperamos que con la oposición en el Parlamento tengamos la mejor voluntad y podamos sacar adelante este gran desafío", señaló Chadwick, en alusión a la partida de Educación en el Presupuesto 2012, que se debate en el Congreso y que los dirigentes estudiantiles rechazan.

En esta línea dijo que la Alianza (derechista) está absolutamente disponible para poder llevar y construir ese acuerdo "hoy mismo".

"Con la mayor urgencia posible porque el país lo necesita y hay miles de estudiantes que están esperando para efectos de normalizar sus actividades académicas", recalcó.

Enfatizó que el Ejecutivo espera, junto a la Concertación (opositora) en el Congreso, "ponerse a trabajar a la brevedad para efectos de lograr ese acuerdo en materia de educación que el país tanto necesita".

Asimismo, el funcionario de Gobierno reiteró y lamentó que los dirigentes y voceros de la Confech se muestren intransigentes "no queriendo soluciones, buscando agudizar los conflictos con intereses claramente ideológicos", aseveró.

Chadwick también se dio tiempo para rechazar y deplorar, al igual que el presidente Sebastián Piñera, las declaraciones de la emblemática líder de los estudiantes universitarias Camila Vallejo, quien manifestó su deseo de evitar un acuerdo entre el Ejecutivo y la oposición, sobre una eventual reforma educacional.

Este sábado, Piñera acusó de "obstrucción e intransigencia" los dichos de Vallejo y agregó que "(ellos) son los que obstruyen toda posibilidad de acuerdo, que siempre actúan con intransigencia, que muchas veces creen que con la violencia y no respetando los derechos de los demás van a ser capaces de imponer sus puntos de vista".

Vallejo, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech) dijo este viernes en declaraciones al vespertino La Segunda que "se está configurando un escenario para un acuerdo entre la Alianza (derecha) y la Concertación (oposición), queremos evitar que eso suceda".

Los estudiantes chilenos, movilizados desde mediados de mayo pasado, exigen una educación pública, gratuita y de calidad y una reforma al sistema impuesto durante la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990), que les obliga a asumir grandes deudas para financiar sus estudios, entre otros temas.