Lionel Messi anotó en los descuentos y el Barcelona rescató el domingo un empate 2-2 en su visita al campo del Athletic de Bilbao para mantenerse invicto en la 11ma fecha de la liga española de fútbol y guardar distancia con el puntero Real Madrid.

Con el empate, el Barsa suma 25 unidades y conservó su invicto en el campeonato, mientras que el Athletic del argentino Marcelo Bielsa no pierde un partido desde la cuarta jornada.

El equipo vasco se había adelantado pocos minutos antes con un gol en propia puerta de Gerard Piqué. Previamente, anotaron Ander Herrera y Cesc Fábregas por bando. Messi sigue liderando la tabla de cañoneros con 14 tantos.

"Es incomparable, todo lo que hace produce asombro", dijo Bielsa de su compatriota. "Quizá no hubiera sido justo que ganáramos, pero la cercanía del empate al final aumenta la frustración. En cualquier caso, se corresponde con lo que se vio en el campo".

Por la mañana, el argentino Angel Di María dio tres pases de gol y Cristiano Ronaldo sumó su cuarto triplete del campeonato en la victoria del Real Madrid por 7-1 sobre Osasuna.

Karim Benzema añadió un doblete para el equipo merengue que, con 28 puntos acumulados, se aseguró el liderato hasta después de la pausa por compromisos de selección, tres unidades por encima del Barsa. La derrota fue la primera de Osasuna en cinco partidos, después de una racha en que sumó siete de los nueve puntos en disputa.

El Madrid inició así el mes de noviembre con una nueva victoria, luego de un octubre inmaculado. "Estamos jugando muy bien, siendo serios, las 10 victorias que llevamos han sido merecidas, ninguna regalada, sin suerte, consecuencia de buenos partidos. Hemos jugado entre bien y muy bien", dijo el técnico merengue José Mourinho.

En otros resultados, Sporting de Gijón empató 2-2 en Zaragoza y desaprovechó la oportunidad de superar en la tabla al equipo del mexicano Javier Aguirre.

Espanyol no pasó del 0-0 en casa ante Villarreal; Rayo Vallecano solventó la visita de la Real Sociedad con un contundente 4-0; y el Racing-Granada quedó 0-0.

Al cierre de la jornada, el Getafe remontó un marcador adverso en inferioridad numérica y se impuso por 3-2 al Atlético, el peor visitante de la liga, para abandonar la cola y situarse 14to.

El sábado, el Valencia venció por 2-0 al Levante, tomándole la tercera plaza por un punto de ventaja, con 24. Anteriormente, tanto el Betis-Málaga como el Mallorca-Sevilla se saldaron con 0-0.

San Mamés vivió un partido trepidante bajo una intensa tormenta. En un choque de ida y vuelta, el Athletic dio primero en una jugada digna del mejor Barcelona a los 20 minutos: Markel Susaeta recibió de Herrera en banda y superó una mala entrada del argentino Javier Mascherano antes de combinar de nuevo con Herrera que desde el pico del área le pegó al balón de rosca, fuera del alcance de Víctor Valdés.

Picado el orgullo, el Barsa tardó solo cuatro minutos en devolver el golpe, y el gol de Cesc Fábregas fue igualmente grandilocuente, al elevarse majestuosamente y cabecear potente y colocado al fondo de las mallas de Gorka Iraizoz.

Con el campo en peores condiciones en la segunda mitad, Pep Guardiola dio entrada al chileno Alexis Sánchez en sustitución de Xavi Hernández en el bando visitante.

El Athletic se adelantó en un saque de esquina mal defendido por el Barsa a los 80, cuando el balón botado por Muniain lo despejó Eric Abidal a la pierna de Llorente, y el rebote se coló en el marco azulgrana tras tocar también en Piqué.

Cuando todo parecía perdido para el Barsa, Fernando Amorebieta fue expulsado y surgió la figura de Messi para cazar un mal despeje del meta tras chocar con Ander Iturraspe y finiquitar un gran partido.

"Pocos días estaré más orgulloso de mis jugadores. También quiero felicitar al Athletic. Es de los mejores partidos en los que he estado y eso ocurre cuando los dos van a ganar el partido. Y el que acaba ganando es el público. Fue un canto al fútbol", resumió Guardiola, que elogió a Bielsa. "Nunca había jugado contra un equipo tan intenso, tan agresivo. Por eso es tan buen entrenador y ha conseguido un equipo tan suyo en muy poco tiempo".

Al mediodía en Madrid, Cristiano inició las festividades ante Osasuna presentando la Bota de Oro y tardó 23 minutos en anotar de testa a pase de Di María, que sumó tres asistencias.

Ibrahima Balde niveló momentáneamente por los navarros a los 30, pero Pepe arregló el entuerto a los 34, nuevamente a centro de Di María. Seis minutos más tarde, Higuaín amplió con un derechazo y, a poco de la reanudación, Di María se retiró por lesión.

Osasuna se quedó con 10 hombres a los 54 por la expulsión de Eneko Satrustegui, propiciando un penal que Cristiano convirtió y luego completó su triplete de testa a los 58. Benzema, que había ingresado por Di María, remató el festín con sus goles a los 63 y 81.

El Atlético empezó con buen pie su partido ante el Getafe, cuando un penal sobre Diego a los 30 lo convirtió el colombiano Radamel Falcao y los azulones se quedaron con diez por la expulsión del infractor, Alberto Lopo.

Pero el equipo de Gregorio Manzano se relajó y a los 40 llegó el empate gracias a un libre directo de Abdel Barrada. Nueve minutos después, el Getafe dio la vuelta al marcador con un remate de cabeza de Míchel,

El Atlético empató gracias a un disparo de Alvaro Domínguez que tocó en Juan Valera a los 80 pero, tres minutos después un penal de Arda Turam lo convirtió en el 3-2 Diego Castro, marcador que deja en peligro la continuidad del técnico colchonero.

En Zaragoza, tantos del delantero David Barral le dieron la vuelta a un partido que había empezado mal para el Sporting. El equipo local se adelantó con un autogol de Alberto Botía (28), al cabecear en propia puerta un tiro libre.

Barral (30 y 44) puso en ventaja a Sporting, pero Zaragoza evitó la derrota en los descuentos con el gol de Helder Postiga.

Racing y Granada libraron un choque de urgencias, pero falto de atrevimiento en ambas áreas. El local Alex Geijo estampó un tiro en la madera a ocho minutos del final, mientras que el racinguista Ariel Nahuelpan vio la roja.

La Real Sociedad destiló buenas sensaciones en campo del Rayo, hasta que Iñigo Martínez cometió penal sobre Andrija Delibasic a los 12 y fue expulsado con roja directa. Piti transformó la pena máxima para el local, que lo liquidó con dos goles de Michu y otro de Roberto Trashorras en la segunda mitad.

Espanyol dominó a un disminuido Villarreal en su visita a Barcelona, pero nuevamente exhibió falta de pólvora en la delantera. La expulsión del zaguero argentino Juan Forlín, de Espanyol, alteró los ánimos en el tramo final, aunque no el marcador.

Espanyol dominó a un disminuido Villarreal en su visita a Barcelona, pero nuevamente exhibió falta de pólvora en la delantera. La expulsión del zaguero argentino Juan Forlín, de Espanyol, alteró los ánimos en el tramo final, aunque no el marcador.