Los Premios Musicales MTV Europa se convirtieron en un motivo de celebración para Justin Bieber y Lady Gaga el domingo por la noche en Belfast, cuando los dos recibieron varios de los principales galardones, incluidos los de mejor actuación masculina y femenina.

Gaga, que llamó la atención con diferentes vestuarios durante la noche, también ganó las categorías de mejor canción y mejor video por "Born This Way". Bieber también recogió mejor artista pop.

Sus actuaciones en vivo capturaron las diferencias entre las dos megaestrellas en ascenso: el adolescente Bieber, sano y casi imposiblemente tierno; y Gaga, desafiante y agresivamente sexual.

Otros premios fueron para Bruno Mars, Eminem y Katy Perry, mientras que el grupo Queen recibió el "Icono Global", un homenaje a la trayectoria de los rockeros, ahora canosos, que cerraron el show con un conjunto de sus clásicos, como "We Will Rock You" y "We Are the Champions".

El guitarrista y compositor Brian May, con sus largos bucles ahora grises, elogió a Belfast por encontrar "la paz verdadera" después de años de violencia.

"Es maravilloso estar en Belfast", dijo.

Fue un final conmovedor a la entrega de premios, un punto culminante en el calendario musical europeo, que también atrae estrellas de primera línea de Estados Unidos. Se celebraron en Belfast, Irlanda del Norte, por primera vez.

El espectáculo incluyó un video homenaje a la fallecida Amy Winehouse, quien murió este año en Londres.

Pero la noche estuvo dominada por Bieber y Gaga, los dos favoritos de la multitud.

Bieber, vestido causalmente y en la cumbre de su éxito, dijo modestamente que había votado por su adversario Kanye West y que agradecía a sus aficionados y a su familia por su primer premio.

"Nunca digas nunca, ¿cierto?", dijo mientras mostraba su trofeo en señal de triunfo.

Luego de ganar su segundo premio, al mejor artista pop, elogió a sus seguidores por estar con él a pesar de "un montón de basura en internet", una aparente referencia a las acusaciones de que él había tenido un hijo.

El adolescente canadiense tomó el escenario minutos después de que Gaga aceptara su premio en su característico estilo estrafalario.

"Muchas gracias, los amo tanto. Estoy tan agradecida. Realmente estoy sonriendo ahora, pero sé que no pueden darse cuenta", dijo Gaga, vistiendo un extraño vestido plateado con un sombrero enorme que le cubría el rostro. Bromeó diciendo que le habían colocado demasiado botox.

Gaga, quien ha gozado de un año de enorme éxito comercial, ganó sobre adversarias muy fuertes entre las que estuvieron una renaciente Jennifer López, Adele, Katy Perry y Beyonce.

Antes, Perry — vistiendo una chaqueta mayormente rosa y minifalda — ganó el premio a mejor actuación en vivo, y la banda estadounidense Thirty Seconds to Mars obtuvo el galardón a mejor actuación alternativa.

La entrega de premios contó con actuaciones de Bieber, Gaga, Bruno Mars, Coldplay y otros espectáculos de primer nivel.

Chris Martin, vocalista de Coldplay, bromeó diciendo que la banda sólo estaba "calentando el ambiente para recibir a Justin" en la ceremonia de entrega de premios, cuya anfitriona fue la novia de Bieber, la actriz y cantante Selena Gómez.

Cuando era fotografiada sobre la alfombra roja antes de la ceremonia, Selena admitió que estaba nerviosa por su actuación.

Gaga encabezó el show con seis nominaciones, mientras que Mars y Perry tuvieron cuatro cada uno.

La cantante Adele, quien perdió el Premio Mercury, había sido nominada como mejor cantante femenil, y como mejor video y mejor canción por su éxito "Rolling In The Deep".

Los premios, establecidos en 1994, han tenido actuaciones previas de estrellas tales como U2, Paul McCartney, Take That, Beyonce y Jay-Z.