El gobierno alemán acordó reducir los impuestos a los contribuyentes por un monto de 6.000 millones de euros (8,300 millones de dólares), como "agradecimiento" por la carga que han tenido que soportar en la actual crisis de deuda en Europa, dijo la canciller Angela Merkel

Merkel señaló lo anterior a reporteros después de que se logró el acuerdo a última hora del domingo entre su partido Demócrata Cristiano y sus socios en la coalición.

La desgravación tributaria sería en dos pasos a partir de enero del 2013 y aliviaría la carga entre los alemanes de ingresos medio y bajo.

La legislación aún debe ser aprobada por el Parlamento.

La agencia de noticias dapd reportó que Merkel dijo que su gobierno quería "agradecer a los ciudadanos por las muchas cargas que han tenido que soportar durante la crisis financiera internacional".

Alemania espera recaudar este año 16.200 millones de euros en impuestos (22.300 millones de dólares), más de lo pronosticado anteriormente.