Un árbol de 20 metros, seleccionado para decorar la sede del Congreso federal con motivo de la Navidad, fue talado y retirado de un bosque en la Sierra Nevada, antes de que se le colocara en un camión para un recorrido entre un extremo y otro del país.

El sábado por la mañana, cuando llegaron las cuadrillas de leñadores, encontraron el paraje cubierto de nieve, dijo Jeff Crider, vocero de U.S. Capitol Christmas Tree Tour, un proyecto sin fines de lucro, supervisado por el Servicio Federal Forestal.

"Hacía mucho frío ahí y parecía que pronto volvería a nevar", dijo Crider.

El árbol del Bosque Nacional Stanislaus fue seleccionado con base en su forma, follaje y color, dijeron funcionarios. Un camión lo llevará desde California hasta la capital estadounidense, ubicada a A 7.250 kilómetros (4.500 millas).

Sin embargo, antes, las cuadrillas envolverán una parte en plexiglás, lo que permitirá que la gente vea el árbol durante su recorrido por el país. Una bolsa colocada en su base se llenará diariamente con agua para mantener fresco el árbol, dijo Crider.

El camión llegaría a Washington el 28 de noviembre y las luces que lo iluminarán serán encendidas frente al Capitolio el 6 de diciembre.

La decoración consistirá en 5.000 adornos hechos a mano por residentes de California. Los encargados de encender las luces serán el líder de la Cámara de Representantes, John Boehner y un niño californiano.