Al menos siete civiles murieron y quince resultaron heridos en ataques registrados en las últimas horas en varias zonas de Irak, informó hoy a Efe una fuente del Ministerio iraquí del Interior.

Según la fuente, cuatro personas, entre ellas la esposa y un hermano de un dirigente de la milicia progubernamental "Consejos de Salvación", perdieron la vida por el estallido de artefactos explosivos colocados por desconocidos en la vivienda del miliciano, en una aldea de la zona Al Tayi, 20 kilómetros al norte de Bagdad.

Las explosiones, que fueron activadas a distancia, causaron también once heridos, entre ellos varios hijos del propietario del hogar, y la destrucción total de la casa, precisó la fuente.

El miliciano no se encontraba en el lugar cuando tuvo lugar el atentado, y las fuerzas de seguridad cercaron el área en un intento de capturar a los autores del ataque.

Asimismo, la fuente indicó que un grupo armado irrumpió a última hora de ayer en la vivienda de un policía en la ciudad de Al Mahmudiya, a unos 25 kilómetros al sur de Bagdad, y mató a tiros a su esposa y dos de sus hijos.

A la hora del ataque, el esposo se encontraba fuera de la casa, precisó la fuente.

También, tres civiles sufrieron heridas de diversa gravedad por el estallido de una bomba anoche dentro de un edificio en el barrio Al Elam, en el suroeste de Bagdad, que resultó gravemente dañado.