La ópera prima de Jonás Trueba, "Todas las canciones hablan de mí", inaugura hoy el festival de "Nuevo Cine Español" en el que se mostrarán una decena de películas y se prolongará durante todo el mes de noviembre en Washington.

Para Trueba, de 30 años y que hasta ahora había trabajado como guionista, el salto a la dirección es un "proceso natural" y fruto de la "evolución".

"Simplemente, uno de esos guiones que escribes lo diriges tú porque te queda más cerca", explicó a Efe Trueba, que viajó a Estados Unidos acompañado por el coguionista del filme, Daniel Gascón.

"Todas las canciones hablan de mí" es una comedia romántica ambientada en Madrid, que narra las vacilaciones de un joven tras romper con su novia y sus nuevas aventuras amorosas.

Hijo del ganador de un Óscar Fernando Trueba y sobrino del también director David Trueba, considera que proceder de una familia de cineastas es algo "positivo", porque le ha permitido "desacralizar el cine".

Respecto al panorama cinematográfico español, Trueba defendió que en la actualidad hay "más variedad que nunca" y rechazó las lamentaciones sobre la crisis.

"Mi padre me comentó que en los 80, cuando empezaba a hacer sus primeras películas, ya le preguntaban sobre la crisis. No es crisis, es que es así", dijo Trueba.

El programa incluye la proyección en la capital estadounidense de "Bicicleta, Cuchara, Manzana", de Carles Bosch; "Lope", de Andrucha Waddington; "80 días", de Jose Mari Goenaga y Jon Garaño; "La mitad de Óscar", de Manuel Martín Cuenca; y "No controles", de Borja Cobeaga.

Además, también se podrán ver "Secuestrados", de Miguel Ángel Vivas; "El gran Vázquez", de Óscar Aibar; "Una hora más en Canarias", de David Serrano; "Quién puede matar a un niño", de Narciso Ibáñez Serrador; y "Chico y Rita", de Fernando Trueba y Javier Mariscal.

El ciclo, coordinado por la Oficina Cultural de la Embajada de España, se realiza en la sede del American Film Institute (AFI) en Washington.