Documentos hallados donde estaban las oficinas de inteligencia del régimen de Moamar Gadafi en Trípoli muestran que al parecer funcionarios británicos alertaron en 2003 al régimen libio sobre sus tratos con un traficante de armas ruso.

Los documentos indican que Viktor Bout, sentenciado el año pasado en una corte federal de Nueva York por cargos de conspiración, trató de ampliar sus operaciones en Libia.

Las revelaciones suman nuevas intrigas a las dudas sobre si Bout jugó un papel importante en la prisa mostrada por el régimen de Gadafi para aumentar su arsenal años antes de que fuera derrocado el mes pasado por una insurrección nacional.

Las autoridades estadounidenses y gobiernos aliados han enviado a Libia equipos de especialistas en armas en semanas recientes para buscar misiles antiaéreos de fabricación rusa y otras municiones peligrosas. Expertos en armas e investigadores dijeron que aprender más sobre la fuente de esas armas podría ayudar a saber qué buscar y evaluar su amenaza.

"Sabemos que hay muchas armas convencionales rondando en Libia y un asunto importante en su búsqueda es saber cómo llegaron ahí", dijo Lee S. Wolosky, experto en seguridad nacional del gobierno del ex presidente Bill Clinton y quien fuera responsable del escrutinio que hizo Estados Unidos a los contactos entre la red de Bout y el régimen de Gadafi en el 2000.

"La operación de Viktor Bout en Trípoli podría ser un buen punto en el cual comenzar".

Fiscales estadounidenses revelaron evidencia durante el juicio de tres semanas a Bout de que el ejecutivo de transporte aéreo buscó en el 2008 vender un sistema de misiles ruso a un cliente libio no identificado.

La semana pasada, un jurado federal sentenció a Bout bajo cargos de conspiración para matar ciudadanos y funcionarios estadounidenses, proveer misiles antiaéreos y ayudar a una organización terrorista. El ruso fue arrestado en Bangkok cuando negociaba un acuerdo de armas valuado en 15 millones de dólares con líderes narco-terroristas sudamericanos que resultaron ser informantes encubiertos pagados por Estados Unidos.

____

El periodista de The Associated Press Paisley Dodds colaboró con este despacho desde Londres.