Rusia y República Checa dividieron honores el sábado en los partidos de sencillos que pusieron en marcha la final de la Copa Federación.

La checa Petra Kvitova puso en ventaja a su equipo con un triunfo 6-2, 6-2 sobre Maria Kirilenko, pero Svetlana Kuznetsova igualó por las rusas con una victoria 6-2, 6-3 sobre Lucie Safarova.

El título se decidirá el domingo con los sencillos invertidos y el duelo de dobles en el estadio Olímpico de Moscú.

"Me mantuve concentrada todo el partido, saqué bien y fui agresiva", comentó Kuznetsova. "Estuve al ataque, cambié el ritmo y la velocidad".

Safarova, por su parte, reconoció que no jugó bien en el primer set.

"No estuve al principio del partido", comentó la checa. "Sveta jugó muy bien en el segundo set y no falló, así que fue un partido difícil".

Kvitova, por su parte, dominó a Kirilenko con potentes golpes desde la línea de fondo y winners de voleas.

"Fue un partido difícil, y utilicé más energía de lo que refleja el marcador", señaló Kvitova.