La junta directiva del Once Caldas tiene ahora entre sus miembros a un líder de una barra brava que se ha visto involucrada en incidentes violentos.

El ingreso de Jairo Vásquez, de la barra "Holocausto Norte", a la junta se produjo durante la asamblea de socios el miércoles.

"El Loco", como se conoce a Vásquez en el ambiente futbolístico de Manizales, asistió en representación de la fundación "Voces de Aliento" que se hizo socia del equipo mediante la adquisición de un millón de acciones por un monto equivalente a unos 5.300 dólares.

"Se nos acercó José Duván Vásquez Salazar (gerente del Caldas) y nos propuso hacer parte de la junta directiva como suplentes, y la realidad es que nosotros teníamos pensado tener un escaño (principal)", manifestó Vásquez el sábado al diario El Tiempo de Bogotá.

El club de Manizales se transformó esta semana en sociedad anónima y así se ajustó a la Ley del Deporte que rige desde este año.