El ex gobernador de Minnesota Jesse Ventura está tan contrariado con la revocación de su demanda sobre la seguridad en los aeropuertos que amenazó el viernes solicitar doble ciudadanía para pasar más tiempo en su amado México, o postularse a la presidencia de los "Estados Fascistas de América".

Ventura demandó en enero al gobierno federal aduciendo que las revisiones y cateos en los aeropuertos equivalían a una acción irrazonable. Un juez de distrito en St. Paul revocó la demanda el jueves y falló que debió haber sido interpuesta en un tribunal de apelaciones.

Frente al juzgado federal en St. Paul, ante las cámaras de su programa de televisión en cable "Teoría de la conspiración", Ventura dijo que no decidió todavía si insistir con su demanda. Agregó que deseaba ventilar su caso ante un jurado y no ante un panel de jueces.

Ventura agregó que un implante de titanio en la cadera que le colocaron en el 2008 activa los detectores de metales en los aeropuertos y que los agentes antes usaban detectores de mano para revisarlo. Agregó que fue sujeto a un cateo manual después que un detector metálico sonó en noviembre. Dijo que desde entonces no ha volado y que no volverá a tomar un vuelo comercial.

Ventura, un político independiente que fue gobernador por un período, dijo irónicamente que podría tener que postularse a presidente para cambiar la política y un sistema judicial que considera fallido. Momentos después, prometió solicitar la ciudadanía mexicana para vivir allí más tiempo durante el año.

El ex integrante del comando naval SEAL dijo que ha perdido su patriotismo.

"No volveré a ponerme de pie para el himno nacional", amenazó. "Me pondré de espaldas y levantaré el puño".