El aspirante republicano Mitt Romney acusó a su rival Rick Perry de contribuir a la inmigración ilegal, en mensajes telefónicos enviados automáticamente a los votantes en Iowa.

Es el primer mensaje pagado por Romney en Iowa contra Perry, gobernador de Texas. Y es la señal más clara hasta el momento de que el ex gobernador de Massachusetts espera ganar las asambleas partidarias de Iowa, que dan inicio a las elecciones primarias.

"Rick Perry es parte del problema de la imigración illegal", dice en el mensaje Paul Babeu, comisario de un condado de Arizona limítrofe con México.

"Varios candidatos coinciden en que necesitamos una cerca en la fronteraa. Y casi todos coinciden en que la matrícula reducida para los inmigrantes ilegales está mal", dice Babeu, prominente vocero contra la inmigración ilegal que podría ser candidato al Congreso. "Pero Rick Perry está en desacuerdo. Rick Perry no sólo se opone a la cerca fronteriza sino que firmó la ley que convirtió a Texas en el primer estado de la nación que otorga descuentos en la matrícula de la universidad estatal a inmigrantes ilegales".

Desde hace semanas, Romney critica a Perry por sus posiciones relativas a la inmigración, en particular la ley que otorga el beneficio de la matrícula reducida a inmigrantes traídos al país de manera ilegal cuando eran niños y llevan al menos tres años de residencia en Texas. Aunque la economía domina la campaña nacional, la inmigración sigue siendo un asunto de primera importancia para los activistas republicanos.

Romney, quien mantenía una presencia discreta en Iowa desde su derrota en 2008 en el estado, ahora se está concentrando en las asambleas partidarias, que se realizarán en menos de dos meses.

El aspirante se encuentra en o cerca de la cima de las encuestas estatales desde que declaró su candidatura en junio, pero sus rivales más conservadores como Michele Bachmann y Herman Cain han ganado terreno.