Cuando  parecía que se había acabado la controversia sobre su posición con los residentes indocumentados  del candidato presidencial republicano y actual gobernador de Texas Rick Perry

Perry en una entrevista con la cadena CNN comento que no es realista que se espere que las autoridades arresten y deporten a 15 millones de inmigrantes que residen en el país sin permiso.

El candidato declaro que es mejor buscar la manera de darles visas temporales de trabajo y que se muevan con libertad dentro del país, Perry quien se opone a una amnistía dijo preferir tener a los que se encuentra de manera ilegal en al país, pagando impuestos, que gastar fondos federales para estar persiguiéndolos o detenidos en cárceles.

Agregó, sin embargo, que otros republicanos, como el ex presidente George W. Bush, fueron demasiado lejos al proponer reformas migratorias que incluían una vía para obtener la ciudadanía.

El gobernador de Texas también afirmó que su principal rival por la nominación presidencial republicana, Mitt Romney, el algún momento había apoyado una amnistía. Romney ha sido criticado por contratar una empresa de jardinería que empleaba inmigrantes sin autorización legal para trabajar en la propiedad de su familia en un suburbio de Boston durante una década, pero también ha dicho que la amnistía no es apropiada.

"Se puede poner en marcha un programa en el que estos individuos puedan ser identificados, y visas de trabajo con las que pueden ir y venir entre los países, pero no para convertirse en ciudadanos de Estados Unidos", dijo Perry. "Y creo que ahí es donde McCain, Romney, e incluso Bush, se equivocaron cuando dijeron 'vamos a dar amnistía a estas personas', y la gente simplemente dijo: 'no, no lo vamos a hacer'''.

Perry no dio detalles sobre cómo sería el programa de visas de trabajo y sólo dijo que las autoridades deben determinar una mejor manera de identificar a los inmigrantes que viven de manera ilegal en el país y hacerlos parte de la sociedad en general. También dijo que el programa sólo funcionará si el gobierno federal primero brinda seguridad a la frontera sur de Estados Unidos.

"Estoy en desacuerdo con el concepto de que de alguna manera u otra vamos a recoger 10, 12 o 15 millones de personas y enviarlas de vuelta a su país de origen. Eso no va a suceder", dijo Perry. "Así que la realidad tiene que ser parte de nuestra conversación. Y después se necesita tener una estrategia para enfrentarla. Eso es lo que creo que vamos a tener, pero primero hay que asegurar esa frontera".

Perry calificó los esfuerzos de Washington para detener el flujo de inmigrantes como "un fracaso total", pero dijo que, como presidente, podría cumplir la tarea en tan sólo un año al usar la valla existente, más agentes de la Patrulla Fronteriza y vigilancia aérea. El candidato reiteró también su oposición a construir una valla que corra a lo largo de la frontera, ya que, dijo, no funcionaría y su construcción tardaría unos 10 o 15 años.

Fuente AP

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino