Hoy despertaron José, Luis y María en diferentes lugares del mundo, pero con algo en común, el deseo de crear empresa. Cada uno con un objetivo claro, desarrollar la idea que tienen, de tal manera que los beneficie económicamente a ellos,  sus familias y a sus comunidades. Sin embargo enfrentan retos diferentes al momento de querer materializar sus sueños. Veamos que requiere José en México, Luis en Miami Florida, y María en Nueva Zelanda, para poder llevar a cabo sus iniciativas empresariales.

Empecemos con José en México. José consideró que su sazón es tan rica al momento de cocinar, que seguramente habrían personas dispuestas a pagar por sus platillos, esto lo motivo a querer abrir un restaurante. José salió temprano de su casa con la esperanza de poder hacer la apertura de su pequeña empresa, lo más pronto posible. México ocupa el puesto número 75 entre 183 naciones, en un estudio realizado por el Banco Mundial que mide la facilidad con que se hace negocios en el mundo. José no contaba con eso. Durante el día, se dio cuenta que antes de abrir su negocio, tendría que hacer alrededor de seis tramites en diferentes oficinas de gobierno. Aunado a esto, realizar la totalidad de estos trámites le tomaría entre nueve y quince días laborales. José regreso a su casa desmotivado, porque no solo serían los trámites engorrosos durante esos días, sino que las tarifas de esos trámites son altas. José desistió de su idea. Lo triste de la historia, no es que solamente estos obstáculos lo hayan afectado a él, sino que también afecto a todas las personas a las que les generaría empleo.

 Por otra parte en Nueva Zelanda está María, una mujer con larga experiencia en el campo del turismo, que decidió que ya era momento de independizarse, y abrir una oficina en su casa, desde donde vendería paquetes vacacionales en cruceros. Para llevar a cabo esta iniciativa, María se levantó temprano, con la intención de realizar los trámites necesarios para abrir su negocio. Pero para la buena fortuna de María, ella vive en el país que ocupo la posición número 1 en el estudio de facilidad de negocio realizado por el Banco Mundial. Esto quiere decir que para María iniciar su oficina de turismo, ni siquiera tendrá que salir de casa, ya que en Nueva Zelanda se requiere un solo trámite, y este se hace a través de la internet. Gracias a esto, María puede abrir su agencia al siguiente día.  

 Ahora veamos el caso de Luis. Un hispano que vive en la ciudad de Miami, Florida. Luis logró ahorrar lo suficiente en su trabajo regular, como para querer independizarse y abrir su propia tienda de ropa. Aunque vive en una ciudad y en un estado donde en comparación con otras ciudades de los Estados Unidos es más fácil abrir un negocio; enfrenta tramites que podrían apagar sus ganas de crear empresa. Para empezar, el más reciente estudio publicado por el instituto canadiense FRASER, acerca de la libertad económica en el mundo, posicionó a los Estados Unidos en el numero 10, esto quiere decir que hay demasiadas regulaciones por parte del gobierno, que no están facilitando la creación de nuevas empresas. Tomemos como ejemplo nuevamente a Luis, él tendrá que hacer una serie de trámites como: obtener los permisos de la ciudad, obtener dos números diferentes en la oficina del seguro social, para pagar dos impuestos diferentes, obtener un seguro, etc. Estas diligencias le tomarán alrededor de 6 días laborales, para completarlas. Mientras tanto Luis, está dejando de generar empleo y riqueza en su comunidad. Al respecto el Banco Mundial comentó en su estudio que "Las economías con un sistema eficiente de inscripción de empresas gozan de un coeficiente más alto de entrada y de una densidad empresarial mayor." La mayoría de la sociedad hispana, al igual que Luis, son personas emprendedoras que les gusta desarrollar empresas, en donde generan riqueza para ellos, su comunidad y sus familias. Pero muchos de estos empresarios potenciales, se quedan a medio camino, vencidos por las regulaciones gubernamentales, que no los dejan avanzar.

Finalmente, si queremos que los Estados Unidos sigan prosperando, al igual que nuestras comunidades y familias, debemos de seguir procurando más libertad económica en nuestra nación, ya que si se le facilita al sector privado crear empresas y hacer inversión, esto hará eco en más empleos, más crecimiento económico y más oportunidades para nuestra comunidad hispana.

Acerca del autor:© César Grajales

Está terminando su especialización en Finanzas, actual estudiante del Ludwig Von Mises Institute,

y es miembro activo en la organización no gubernamental y sin ánimo de lucro,The Libre Initiative.

E-mail: cgrajales@thelibreinitiative.com

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino