La compañía tecnológica estadounidense AMD anunció hoy que recortará en un 10 % su plantilla para mejorar la competitividad y concentrarse en nuevos mercados.

Con esta decisión, que implica la supresión de cerca de 1.200 empleos a lo largo de 2012, AMD espera ahorrar más de 200 millones de dólares en gastos operacionales

"Reducir nuestra estructura de costes y centrar nuestra fuerza de ventas global en las oportunidades clave de crecimiento fortalecerán la competitividad de AMD y nos permitirá perseguir de manera agresiva un conjunto equilibrado de acciones estratégicas diseñadas para acelerar el crecimiento en el futuro", señaló en un comunicado Rory Read, presidente y consejero delegado de AMD.

"Las acciones que estamos llevando a cabo están diseñadas para mejorar nuestra capacidad de satisfacer las necesidades de nuestra base de clientes global y ocupar posiciones de liderazgo en los mercados emergentes, de bajo consumo y cloud", agregó Read.

Se trata de la primera gran decisión de Read desde que fue nombrado consejero delegado de AMD en agosto pasado.

La multinacional de microprocesadores, con sede en Sunnyvale (California), tiene en la actualidad un plantilla de 12.000 empleados.