Un equipo de investigadores internacionales concluyó un extenuante simulacro de 520 días de un vuelo a Marte dentro de una red de módulos sin ventanas en el centro de investigación espacial de Moscú.

La tripulación conformada por tres rusos, un francés, un italo-colombiano y un chino permaneció dentro de las instalaciones desde junio de 2010 para simular el confinamiento, el estrés y la fatiga de un viaje interplanetario — sin la ingravidez. Su salida de las claustrofóbicas instalaciones está programada para el viernes por la tarde.

La tripulación se comunicó con los organizadores y sus familiares vía internet, el cual presentó retrasos e interrupciones ocasionales para imitar los efectos del viaje espacial. Los integrantes del grupo comieron comida enlatada similar a la que se les ofrece en la Estación Espacial Internacional.

Los organizadores dijeron que cada uno de los miembros de la tripulación recibirá un pago de aproximadamente 100.000 dólares.