El gobierno concedió el viernes la nacionalidad española a los artistas puertorriqueños Ricky Martin y Benicio del Toro.

"Nos felicitamos pues son reconocidos en distintas facetas artísticas y quieren compartir la nacionalidad con nosotros", dijo el portavoz del gobierno, José Blanco.

Martin, de 39 años, explicó que había solicitado la ciudadanía española hace tiempo y agradeció a las autoridades por aceptar la petición.

"Este paso es parte de una planificación de cara al futuro como parte de una comunidad global de la que me siento parte", dijo Martin a través de un comunicado enviado por su publicista.

"Yo nací en Puerto Rico, soy puertorriqueño y esa es mi patria. España es un país al que me unen muchos sentimientos y unos lazos fuertes que nacen de mis raíces y del amor que me han dado desde que los visité por primera vez", agregó.

Martin y Del Toro recibieron la ciudadanía por "carta de naturaleza", una figura que concede discrecionalmente el gobierno cuando concurren circunstancias excepcionales.

En ambos casos, el Ministerio de Justicia destacó sus estrechos vínculos personales y profesionales con España. Además Martin tiene raíces españolas en su familia.

Martin, quien anunció públicamente su homosexualidad en 2010, es pareja del empresario Carlos González Abella y padre de mellizos varones. El diario madrileño El País informó que el artista puertorriqueño pidió la nacionalidad ibérica con la intención de casarse en España, país que reconoce los matrimonios homosexuales desde el 2005.

La publicista Róndine Alcalá declaró que no comenta sobre la vida privada del artista y precisó que Martin "es una persona transparente y que el día que tome la decisión de casarse con su pareja no tendrá problema en compartirlo".

Martin y del Toro no necesitan renunciar a su pasaporte estadounidense. Los dos podrán disponer de la doble nacionalidad al ser originarios de Puerto Rico, parte de la llamada comunidad iberoamericana de naciones y a la vez estado libre asociado de Estados Unidos.