Estados Unidos y El Salvador firmaron hoy el plan de acción para echar a andar el programa Asocio para el Crecimiento, con el cual pretenden impulsar el desarrollo económico del país centroamericano a partir del combate a la baja productividad y la inseguridad.

"La firma de este acuerdo es la culminación de muchos meses de trabajo, que comenzó con un análisis conjunto y muy riguroso de expertos de ambos países", dijo en su discurso, tras firmar el acuerdo en la Casa Presidencial, el secretario adjunto de Estado para Asuntos Económicos, Energía y Negocios de EE.UU., José Fernández.

Agregó que la firma del convenio "es una muestra fehaciente del compromiso serio" de ambos países "en llevar a cabo cambios transformadores a fin de estimular el crecimiento y la inversión" en El Salvador.

Por su parte, el presidente salvadoreño, Mauricio Funes, dijo que el "Asocio representa una modalidad de cooperación sin precedentes entre los dos países, ya que se basa en un análisis riguroso de las restricciones que inhiben la inversión privada y el crecimiento económico".

"La reducción de la violencia e inseguridad y el incremento de la productividad de los bienes y servicios transables, constituyen el compromiso del Asocio, impulsado a través de un plan de acción conjunto, que comprende una nueva modalidad de cooperación", resaltó el mandatario durante su discurso.

Funes también se comprometió a luchar contra la "vulnerabilidad socio-ambiental", ya que la consideró como un "tercer aspecto" que obstaculiza el crecimiento del país.

"También vamos a trabajar en ampliar nuestra visión" y "destinar recursos propios, con ayuda por supuesto de la comunidad internacional, para superar un tercer problema, que es la vulnerabilidad socio-ambiental", indicó.

Funes detalló que como consecuencia del cambio climático "entre noviembre de 2009 y octubre de 2011" el país tuvo "pérdidas por un volumen de más de 1.300 millones de dólares, lo que equivale a unos seis puntos del producto interno bruto (PIB)".

El Salvador es el único país latinoamericano incluido en este programa y se ha convertido en el primero en firmar el plan de acción del acuerdo.

Ghana y Tanzania, en África, y Filipinas, en Asia, también han sido incluidos en este programa de cooperación, pero aún están trabajando para que comience a funcionar, dijo Fernández.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció la inclusión de El Salvador en el programa de Asocio para el Crecimiento durante una visita oficial al país en marzo pasado.

El plan de acción del programa consiste en varias actividades interrelacionadas "para mejorar la productividad en el sector de bienes transables", detalló en un comunicado Casa Presidencial.

Añadió que ambos gobiernos fomentarán un entorno institucional favorable a los negocios, mejorarán la infraestructura y enfrentarán el crimen y la inseguridad a través de programas para fortalecer las instituciones del Estado de Derecho, entre otros.

Durante los próximos cinco años el Asocio para el Crecimiento procurará "crear las condiciones para que El Salvador logre un crecimiento económico alto, sostenible e inclusivo", detalló el boletín.

Fernández también informó que a finales de este mes "en Busan, Corea del Sur, el Gobierno de Estados Unidos planea poner en relieve a sus cuatro socios en este nuevo enfoque de Asocio para el Crecimiento, en un foro de alto nivel" al que asistirá la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton.