El Parlamento griego votará en torno a la medianoche de hoy una moción de confianza al Gobierno, debatida en los pasados días y que surgió a instancias del primer ministro, Yorgos Papandréu, para reforzar su mandato ante las críticas en su propio partido, el Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK).

No está claro que Papandréu logre el apoyo necesario para superar la moción, pues algunos de los 151 diputados de su partido podrían votar en contra.

Sin embargo, los acontecimientos de ayer, especialmente el anuncio de que el referéndum sobre el plan de rescate europeo a Grecia ha quedado descartado y la intención de iniciar un diálogo con la oposición con el objetivo de negociar la creación de un gobierno de concertación, han devuelto cierta calma al PASOK.

No obstante, aún continúan las negociaciones para recabar los votos de todo el grupo parlamentario.

El diputado socialista Mimis Androulakis dijo, en unas declaraciones a la radio SKAI, que votará a favor de Papandréu sólo si el primer ministro le "asegura" que se iniciará un proceso de formación de un gobierno de unidad nacional.

Así las cosas, se presentan diversos posibles escenarios según sea el resultado de la votación de esta noche, explicó el experto constitucional Yorgos Suterelis en el canal NET.

En primer lugar, si Papandréu no logra el apoyo suficiente en el Parlamento, será relevado de sus funciones por el presidente de la República, Carolos Papulias, quien encargará la formación de un nuevo gobierno.

Con todo, Papandreu -a no ser que dimitiera o fuera obligado por los suyos a dimitir de su escaño- sería el primero en recibir el mandato para intentar formar un nuevo gabinete, por ser el líder del partido más votado en las últimas elecciones.

Si en tres días no consiguiese formar nuevo gobierno, el encargado de hacerlo sería el líder del siguiente partido, y así sucesivamente.

En caso de que ninguna formación política lograra formar gobierno, el presidente ordenaría la formación de un "gobierno de servicio" con la participación de todos los partidos, que se encargaría de llevar al país a elecciones legislativas anticipadas.

En segundo lugar, está la posibilidad de que Papandréu reciba el voto de confianza y pueda continuar su mandato. Sin embargo, se especula con la posibilidad de que convocase elecciones anticipadas "por motivos de interés nacional".

Otra opción es que, una vez reforzado por el voto de confianza, iniciara conversaciones con el líder de la oposición, Antonis Samaras (Nueva Democracia, ND), con quien formaría un gobierno de unidad nacional.

Una última posibilidad es que, a pesar de haber superado la moción, Papandréu se retire por la presión del partido y su grupo parlamentario elija a un nuevo primer ministro con el visto bueno del presidente heleno.

Dora Bakoyanis, exministra de Exteriores del anterior gobierno conservador, diputada y líder de Alianza Democrática (escisión de ND), exigió que el presidente Papulias convoque hoy de urgencia un Consejo de los Líderes Políticos que, con representantes de todos los partidos, es un organismo al que sólo se recurre en casos de extrema urgencia.