El Gobierno chileno destacó hoy que el sector de la cultura contribuyó en 2009 en un 1,6 % al producto interno bruto (PIB), un resultado que, según el Ejecutivo, implica mayor peso que el sector pesquero y es equivalente al del sector de las comunicaciones.

"La cultura es capaz de contribuir al crecimiento económico, a la vez que contribuye al desarrollo humano de la sociedad", enfatizó el ministro de Cultura chileno, Luciano Cruz-Coke, en un seminario sobre el tema organizado este viernes en Santiago.

El ministro destacó también que el sector de la cultura genera más de 240.000 empleos, un 2,3% de la fuerza laboral del país, concentrado principalmente en pequeñas y medianas empresas que facturan el 1,4 % de las ventas totales de las empresas en Chile (7.507 millones de dólares en ventas).

Para respaldar sus palabras, el ministro presentó las primeras conclusiones de la Cuenta Satélite de Cultura, una radiografía económica de un sector que tradicionalmente no se considera en la medición del PIB y que, en su opinión, "arrojó sorpresivas conclusiones".

"Tenemos los primeros estudios que nos señalan que la cultura no es sólo el sector del permanente subsidio, sino uno relevante para el desarrollo económico", afirmó Cruz-Coke, quién llamó a reconocer "que la cultura es capaz de contribuir al crecimiento económico de Chile".

En el seminario, organizado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, el ministro detalló que, según los primeros resultados de la Cuenta Satélite de Cultura, en 2009 había más de 30.000 empresas culturales en Chile.

Sin embargo, se quejó del aporte del sector privado "que sigue siendo muy bajo, en una proporción de 95 % de presupuesto público frente a un 5 % de donaciones privadas con incentivo tributario".