El club brasileño Botafogo rindió el viernes un homenaje a su máximo ídolo del momento, el uruguayo Sebastián "Loco" Abreu, para conmemorar sus 50 goles con el equipo.

Abreu, visiblemente sorprendido por el tributo, recibió un cuadro de manos de su compañero de equipo Renato en que el atacante uruguayo aparece conmemorando un gol a su estilo, de brazos cruzados, con el texto "Loco Abreu, felicidades por la marca de 50 goles con la camisa gloriosa".

El ariete de 35 años de edad alcanzó el medio centenar de anotaciones el domingo en un partido del conjunto albinegro contra el Cruzeiro, por el Brasileirao. El jugador se incorporó en 2010 al equipo de Rio de Janeiro.

"Le agradezco mucho a ellos (los jugadores) porque yo hago goles por el equipo. Si yo fuera (Lionel) Messi podría hacer goles solo, pero como no lo soy, necesito que los compañeros jueguen conmigo. Sin ellos no hay goles", expresó Abreu al recibir el homenaje.

Su colega Renato declaró que "vengo en nombre del grupo a homenajear a un compañero que es fundamental para nosotros, imprescindible, nos ayuda mucho. Nada más justo que este homenaje por la experiencia y tranquilidad que nos brinda".

Abreu ha sido pieza clave este año en el Botafogo, que se encuentra en el tercer lugar en la recta final del campeonato brasileño y con grandes opciones de clasificar a la Copa Liberatadores de 2012.

Los cuatro primeros lugares del torneo y el primero de la Copa Brasil clasifican al torneo continental de clubes.