Los mercados bursátiles de Asia aumentaban bruscamente el viernes, un día después de que el primer ministro griego abandonó su idea de someter a un referéndum el plan de rescate del país y el Banco Central Europeo (BCE) recortó de forma sorpresiva las tasas de interés.

Los precios del petróleo se acercaban a los 94 dólares por barril en medio de señales de que la economía de Estados Unidos podría estar mejorando. El dólar se mostró al alza frente al euro pero a la baja ante al yen.

El índice Nikkei 225 japonés subió 1% a 8.732,32, y el Hang Seng de Hong Kong creció 3,4% a 19.900,93. El Kospi de Corea del Sur ganó 2,7%, a 1,920.82.

Las ganancias revirtieron cuatro días seguidos de pérdidas desde el lunes. Fue entonces cuando el primer ministro griego, George Papandreou, conmocionó los mercados financieros al anunciar inesperadamente que convocaría un referéndum sobre un plan europeo de austeridad destinado a restablecer la solvencia del país.

Pero los mercados siguen nerviosos sobre cómo Europa va a resolver su crisis de deuda. Los riesgos para la economía de la región también fueron un evidente factor para que el BCE decidiera sorpresivamente el jueves reducir las tasas de interés en un cuarto de punto porcentual a 1,25%.

Los analistas esperan que el crecimiento económico en Europa se desacelere en los últimos tres meses del año, o incluso decrezca.

Aún así, la decisión de Grecia de suspender el referéndum disipó las preocupaciones de que los ciudadanos rechazarían en las urnas el plan de rescate, lo que podría llevar a Grecia a un incumplimiento de pagos de su deuda que podría afectar a los bancos y otros inversionistas que compraron sus bonos.