Los actores estadounidenses Ben Stiller y Eddy Murphy protagonizan "Tower Heist", una comedia de acción con tintes sociales sobre el fraude de un financiero de Wall Street y los planes de un grupo de afectados por recuperar su inversión.

Dirigida por Brett Ratner ("X Men: The Last Stand", "Red Dragon") y con la trama de la estafa a un grupo de trabajadores de uno de los edificios más lujosos de Nueva York como argumento, la cinta inevitablemente recuerda al episodio del mayor fraude financiero de la historia de Estados Unidos y a su protagonista, el encarcelado Bernard Madoff.

"No es parte de la promoción de la película. Cuando Eddy Murphy tuvo la idea, en 2005, todavía no había ocurrido (el caso)", dijo Ratner, en una conferencia de prensa en la Gran Manzana, al tiempo que subrayó que el objetivo era "hacer una película, y que fuera divertida".

El director de la saga de "Rush Hour" aseguró que el tono de la cinta "es muy realista. Es dramática y tiene los pies muy en la tierra. La comedia vino por los personajes y cómo se desenvuelven, así que hacía falta grandes comediantes".

Stiller (saga "Meet the parents", "Greenberg") y Murphy ("48 hours", "Beverly Hills Cops", "The nutty professor") son la pareja protagonista de una cinta coral en la que la ciudad de Nueva York tiene también un papel destacado, y que cuenta con la participación de actores consagrados como Alan Alda, en el papel del malvado financiero, y Téa Leoni, como la agente del FBI que lo detiene.

Además intervienen los conocidos Matthew Broderick ("War Games", "You can count on me") y Casey Affleck ("Gone Baby gone" o saga de "Ocean's Eleven"), así como jóvenes talentos como Michael Peña ("The lucky ones", "Lions for lambs") y Gabourey Sidibe ("Precious").

"Queríamos que la película fuera realista, y luego comedia", insistió Stiller, al tiempo que reconoció que trabajar con Murphy, considerado durante muchos años como el rey de ese género, ejerce "mucha presión", para añadir que nunca piensa "en ser el más divertido, porque eso no funciona".

Para el protagonista de "Zoolander" trabajar con Murphy, "un icono" de la comedia, generó también mucho entusiasmo, ya que el actor afroamericano, en su opinión, "define lo que ha sido la comedia en los últimos 25 años", por ello, considera, que "estuvo muy bien trabajar con él".

Murphy, que ya estaba planeando su regreso a la gran pantalla con una película cómica familiar, dijo que al leer el guión le pareció "muy divertido" y que la presencia de Stiller "le convenció".

"El tema de la película, con un grupo de trabajadores que intentan sacar ventaja de los ricos y que se les vuelve en contra, es atemporal. Funciona siempre y para mí fue divertido, porque hacía tiempo que no tenía un papel como ese", dijo Murphy, que interpreta a Slide, un ladrón de poca monta y principal asesor del golpe.

El malvado financiero Arthur Shaw, que no duda en protagonizar una estafa tipo Ponzi con la que hace desaparecer el fondo de pensiones de un grupo de trabajadores, es interpretado por Alda.

A Shaw "se le describe como un personaje del tipo de Madoff, pero no estoy seguro. Lo que sí hay en él es eso de que roba a gente, que no puede permitirse perder, así que, sí, en ese sentido, está en el territorio de Bernie Madoff y con los dos pies", dijo el actor.

"Creo que los que contribuyeron al colapso financiero, nunca miraron a los ojos de la gente que sufrió por ellos", señaló el veterano intérprete de la exitosa serie de televisión "M.A.S.H" o "The Aviator", entre muchas otras.

Agregó que la cinta "es solo entretenimiento. Cuando se empezó a rodar no habían comenzado las protestas" de grupos como el movimiento de "Ocupa Wall Street", que desde hace casi dos meses se manifiestan en contra de la crisis y los abusos de la banca.

En el mismo sentido se pronunció Broderick, que interpreta a un broker en apuros y que señaló que la cinta "no está relacionada con 'Ocupa Wall Street'. Eso es muy serio y esto es solo entretenimiento".

Téa Leoni indicó, por su parte, que la actual situación financiera "es un cacao", que no le gusta "nada" y que espera que "alguien nos saque de esto", mientras que Sidibe -que confesó que le han llegado pocos guiones desde "Precious"- afirmó que "más que un mensaje, la película quiere entretener".

En el resto del reparto hay que contar también con Nueva York y su tradicional desfile del día de "Acción de Gracias", que transcurre junto a Central Park, pues varias de sus escenas, algunas de riesgo, y otras que forman parte de la vida festiva de la ciudad quedan reflejadas en "Tower Heist".