Las autoridades judiciales de Costa Rica allanaron hoy la sede del opositor Partido Movimiento Libertario (ML, derecha) y la casa de su presidente y excandidato presidencial, Otto Guevara, en el marco de una investigación por presuntos cobros ilegales al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

Los agentes judiciales allanaron la sede del partido en el barrio Los Yoses, en el sector este de San José, y allí detuvieron al contador de la agrupación, Roger Segura, informaron medios locales.

Al mismo tiempo ingresaron a la residencia de Guevara, ubicada en un exclusivo barrio del oeste de San José, para buscar pruebas, pero por el momento no hay una orden de captura en su contra, indicaron fuentes judiciales.

Este caso se relaciona con el cobro de unos 210 millones de colones (unos 400.000 dólares) que el ML hizo al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) como parte de la deuda política que le corresponde a los partidos por ley.

Este dinero fue cobrado por el ML para pagar los gastos de charlas de capacitación política que aparentemente nunca fueron impartidas antes de las elecciones de 2010, según la versión que el pasado lunes dio a la Fiscalía el secretario de Capacitación del partido, Carlos Solano.

Las charlas fueron justificadas por el ML con firmas de presuntos asistentes que, de acuerdo con Solano, fueron recogidas "a como diera lugar" en distintas actividades, según su declaración a la fiscalía, la cual fue publicada en parte por la prensa local esta semana.

Según Solano, estas firmas se recogieron por órdenes del tesorero de la agrupación, el exdiputado Ronaldo Alfaro, supuestamente por mandato de Guevara.

El excandidato Guevara no ha dado declaraciones a la prensa hoy, pero ayer dijo que no renunciará al partido, que las acusaciones de Solano son falsas y que nunca realizó algún tipo de presión para recoger las firmas.

"Este es un partido (el ML) en crecimiento, en expansión y estamos apuntando a ganar las próximas elecciones", expresó Guevara al minimizar las acusaciones.

Esta es la segunda ocasión este año en que las autoridades judiciales allanan la sede del ML, pues ya lo hicieron en mayo como parte de una investigación relacionada con ingresos por 433.000 dólares provenientes de un préstamo de una persona que aparentemente no tenía solvencia económica.

Guevara dijo esa vez que las cuentas de su partido son claras y que no existía irregularidad alguna.