El receptor Wilín Rosario disparó un cuadrangular de tres carreras en un ramillete de cinco que fabricaron las Águilas Cibaeñas en el tercer capítulo para derrotar 8-1 a los Leones del Escogido en una jornada del béisbol profesional dominicano acortada por la lluvia.

El jonrón de Rosario, su quinto de la campaña, se produjo contra el abridor estadounidense Sam Narron y remolcó a Juan Carlos Pérez y al estadounidense Brian Bogusevic, embasados por boleto gratis y sencillo al jardín central.

Las Águilas volvieron a remachar en el cuarto con otras tres carreras después de dos hombres fuera.

Víctor Méndez conectó doble y decretó la salida de Narron quien fue sustituido por Edward Valdés que permitió sencillo impulsor de Joaquín Arias antes de que Bernie Castro recibiera transferencia y Juan Carlos Pérez conectara un triple remolcador de dos vueltas.

La única carrera de los escarlatas fue producto de un vuelacercas del refuerzo estadounidense Steve Clevenger en el cierre del tercer capítulo.

El abridor Mario Álvarez (1-0), trabajó cinco entradas de una carrera, un hit, tres ponches y dos boletos para apuntarse su primera victoria del campeonato.

Narron (1-2), en cambio, cargó con la derrota al permitir seis carreras, cinco de ellas limpias, en apenas 3.2 de entradas.

En San Pedro de Macorís (este), los Tigres del Licey doblegaron 8-1 a las Estrellas Orientales.

Los 'felinos' volvieron a la senda del triunfo, luego perder el martes tras una racha de seis victorias.

Licey anotó dos veces en el primer episodio, dos en el tercero, otras dos en el cuarto y las últimas dos en el quinto.

Chris Marrero remolcó con un doblete a los corredores Anderson Hernández y Juan Francisco en la parte alta de la primera entrada, para las primeras anotaciones del equipo azul.

Las Estrellas se libraron de la blanqueada gracias a un jonrón solitario del norteamericano Rich Thompson en el cierre del octavo.

El abridor puertorriqueño Mario Santiago (1-0), ganó el partido, mientras que Eulogio de la Cruz (0-1), resultó el perdedor.

El partido que se jugaría en San Francisco de Macorís (noreste), entre los Toros del Este y los Gigantes del Cibao fue suspendido debido a los torrenciales aguaceros caídos en esa ciudad.

El campeonato dominicano de béisbol profesional no tiene partidos programados para el jueves.