El índice industrial Dow Jones subió 208 puntos el jueves luego de que Grecia diera marcha atrás al plan de someter a referéndum las impopulares medidas de austeridad contempladas en un paquete de rescate y de que el Banco Central Europeo recortara inesperadamente sus tasas de interés.

Es el segundo día consecutivo de fuertes ganancias en Wall Street.

El BCE sorprendió a los mercados al recortar su tasa de interés de referencia en un cuarto de punto porcentual hasta 1,25%. El banco había incrementado su tasa primaria en dos ocasiones este año, pero eso fue antes de que Mario Draghi tomara la presidencia de la institución esta semana.

El anunció impulsó los precios de las acciones, ya que los inversionistas esperan que al reducir los costos del crédito se ayude a evitar una recesión en Europa.

La compra de acciones se intensificó al mediodía después que el primer ministro griego George Papandreou abandonó sus esfuerzos para someter el paquete de medidas de austeridad al voto de la opinión pública. Un voto por el "no" hubiera ocasionado un caos en el sistema financiero de Europa al conducir a un desordenado impago de la deuda griega.

Los inversionistas y otras naciones europeas quedaron impactados por el anuncio que Papandreou hizo el lunes acerca de que convocaría a un referéndum sobre el paquete de rescate financiero elaborado apenas la semana pasada luego de meses de negociaciones entre Grecia y sus acreedores internacionales.

El Dow perdió 573 puntos en sus primeros dos días de esta semana debido a que los inversionistas temían que el plan europeo para conservar su unión monetaria estuviera en peligro. Los mercados de Estados Unidos y Europa han estado muy sensibles a las noticias de Europa mientras los líderes de la región tratan de evitar una calamidad financiera. Los inversionistas se han cansado de que los múltiples intentos de resolver la situación parecen siempre tener problemas.

"Hoy parece que un acuerdo en Europa es más probable y eso está llevando al mercado a terreno positivo, pero quién sabe lo que las personas pensarán mañana", dijo Uri Landesman, presidente de Platinum Partners.

El promedio Dow Jones ganó 208,43 puntos, o 1,8%, para colocarse en 12.044,47. La vez anterior que el Dow se ubicó sobre las 12.000 unidades fue el viernes. Pero aun con la ganancia de 386 puntos de los últimos dos días, el Dow sigue 1,5% abajo de su cierre del viernes.

El índice S&P 500 avanzó 23,25 unidades, o 1,9%, a 1.261,15, mientras que el indicador compuesto Nasdaq ganó 57,99 puntos, o 2,2%, a 2.697,97.

Reportes sobre la economía estadounidense también impulsaron a los mercados. El número de personas que solicitaron prestaciones por desempleo la semana pasada bajó a su menor nivel de las últimas cinco semanas. El número de solicitudes se ubicó abajo de 400.000 por apenas tercera ocasión desde abril, una señal de que el mercado laboral podría estar mejorando.

Las compañías también hicieron más órdenes a las fábricas de Estados Unidos en septiembre.

"Todos los datos económicos apuntan a una economía que crece lentamente, y que disipa los temores de recesión", dijo Bill Stone, estratega de inversiones en jefe de PNC Asset Management Group.

Cuatro emisoras subieron por cada una que retrocedió en la Bolsa de Valores de Nueva York, donde el volumen fue de 4.600 acciones negociadas.

En otros mercados internacionales, el FTSE 100 británico tuvo un alza del 1,2% a 5.545 unidades, mientras que el CAC-40 francés subió 2,7% a 3.195 y el DAX alemán avanzó 2,8% a 6.133.

La bolsa de Japón estuvo cerrada por un feriado nacional.