El índice nacional de precios alcanzó en octubre una tasa de 1,8% impulsado por un repunte en el costo de alimentos y bebidas, y acumuló en 10 meses una variación de 22,7%, informaron el jueves las autoridades.

En los últimos doce meses los precios han crecido 26,9%, lo que ubica a Venezuela como uno de los países de la región con la mayor inflación por sexto año consecutivo, a pesar de tener control de precios y de cambio desde el 2003.

Los aumentos de precios que se dieron en los renglones de alimentos (2,5, restaurantes y hoteles (1,9%), servicios diversos (1,9%) y educación (3%), presionaron sobre el Indice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) al ubicarse por encima del promedio global, indicó el Banco Central de Venezuela y el Instituto Nacional de Estadística en un comunicado.

Los servicios de educación suelen experimentar un repunte entre los meses de septiembre y octubre en coincidencia con el comienzo del año escolar en escuelas primarias y liceos.

En octubre el gobierno del presidente Hugo Chávez autorizó el incremento de los precios de varios rublos alimenticios para aliviar los costos de producción severamente afectados por el rezago en los ajustes de precios.

El indicador de octubre estuvo levemente por encima de la tasa del mes anterior (1,6.

Entre enero y octubre la inflación acumulada fue de 22,7%, inferior a la del mismo período de 2010 (23.

El gobierno calculó para este año una meta de inflación entre 23% y 25%, pero algunos analistas y fuentes oficiales estiman que podría cerrar por encima de esa tasa por efecto de la devaluación que se dio a inicios de año cuando el gobierno eliminó la tasa de cambio de 2,60 bolívares fuertes por dólar, y estableció una tasa única de 4,30 bolívares fuertes.

Venezuela cerró el 2010 con una inflación de 27,2%.